UXDE dot Net

La nutrición en los 1000 primeros días es clave para el crecimiento y salud futura del bebé

en

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida y su continuación tanto como sea posible.

Nestlé apoya firmemente esta recomendación, en conjunto con la introducción de una adecuada alimentación complementaria de acuerdo a lo recomendado por el profesional de la salud o autoridades sanitarias.

Por Martina Murmis – Nutricionista Corporativa para Nestlé Nutrition®

Los primeros 1000 días de los bebés son esenciales para su desarrollo a largo plazo. Durante este período el bebé establecerá la base sobre la cual construirá su futuro y fortalecerá sus triunfos intelectuales, emocionales y físicos. Proporcionarle una alimentación correcta y equilibrada ayuda a prevenir enfermedades relacionadas con la alimentación, como la obesidad. Así se promueve una vida más saludable y se desarrolla su potencial al máximo ya que durante estos primeros 1000 días el bebé:

•     Aprenderá hábitos y preferencias saludables para su alimentación futura
•     Adquirirá la mayoría de sus capacidades mentales
•     Crecerá hasta alcanzar la mitad de la altura de un adulto

Es por todo eso que sus necesidades nutricionales son muy altas y su alimentación fundamental ya que no sólo repercutirá en su salud presente, sino en la de toda su vida.

¿Qué período abarcan los 1.000 primeros días?

Leche materna para empezar

Al alimentar al bebé con leche materna, se fortalecen los lazos afectivos y la relación madre-hijo y se genera un mayor apego entre ambos.

La lactancia materna en forma exclusiva es la alimentación ideal durante los primeros 6 meses de vida y debe continuar de forma parcial hasta los dos años de edad. Además de brindarle todos los nutrientes necesarios, se digiere más fácilmente que cualquier otro alimento y está siempre a la temperatura adecuada. También posee anticuerpos que protegen al bebé de las enfermedades más comunes de la etapa. Los niños que se alimentan con leche materna suelen tener menor riesgo de desarrollar alergias y como beneficio emocional, se conectan más fuertemente con la mamá. A través de la leche materna, los bebés entran en contacto con los sabores de los alimentos que ingieren sus madres. Al mismo tiempo, ellas les facilitan la transición para que sus pequeños se familiaricen con sabores desconocidos.

La leche materna no sólo es el único alimento capaz de satisfacer todas las necesidades nutricionales para el crecimiento y desarrollo del bebé durante sus primeros seis meses de vida, sino que también permite un crecimiento óptimo y un adecuado sistema inmune ya que contiene todos los nutrientes que el niño necesita tales como proteínas, lípidos, carbohidratos, vitaminas y minerales en la cantidad requerida para su edad.

Alimentación complementaria para continuar

Alrededor de los seis meses de edad, el bebé pesará el doble  de su peso de nacimiento y la leche dejará de ser suficiente para cubrir todas sus necesidades energéticas y nutricionales de crecimiento. Es entonces cuando el pediatra recomendará el inicio de la alimentación complementaria incluyendo en sus comidas  alimentos, tales como carnes, frutas, verduras, y los cereales infantiles adicionados con hierro de un solo grano, como  el arroz.

Los bebés por naturaleza suelen tener miedo instintivo a probar cualquier cosa nueva (neofobia), y prefieren comer alimentos con los que ya se encuentran familiarizados. Sin embargo, también nacen con una sensibilidad y preferencia por los sabores dulces y con una respuesta adversa a los sabores ácidos. Por lo tanto, si se le proporciona frutas y verduras como manzana, zanahoria, banana, durazno, o cualquier otro alimento suavemente dulce y de fácil digestión, resultará una experiencia placentera para él. Al mismo tiempo, irá aprendiendo a conocer y a diferenciar las variedades de sabores, colores y texturas que poco a poco se irán incorporando en su alimentación. La variedad de sabores que se le ofrezca es clave para fomentarle hábitos alimenticios saludables en el futuro.

La introducción de comidas nuevas en la alimentación del bebé es todo un acontecimiento para él y un verdadero reto para sus padres. Para facilitar esta transición, es recomendable introducir uno por uno los nuevos alimentos, de modo que la madre pueda distinguir cuál disfruta más y cuál no. Es posible que al principio escupa lo que desconoce pero, sin forzarlo, se debe insistir, probando distintas formas de preparación para el alimento nuevo, por ejemplo, con otro alimento que le agrada y ya ha comido antes. El objetivo es ayudarlo a descubrir y aceptar toda esa gama de alimentos nutritivos para asegurarle un comienzo saludable en su alimentación.

Desde los seis y hasta los ocho meses es necesario ir agregando de a poco otros alimentos.
Es fundamental no retrasar la inclusión de las carnes, que son esenciales por su aporte de hierro y proteínas, y diversas frutas, como manzana, durazno, damasco, banana o pera.

A partir de los ocho meses, el bebé ya come entre dos y tres comidas al día. En esta etapa debe incluirse de manera progresiva en su alimentación el resto de las verduras cocidas, pescado, huevo bien cocido, papillas de legumbres cocidas, pisadas y sin piel (lentejas, porotos, etc.), y pastas como ñoquis y ravioles. Además se debe continuar progresando en la degustación de nuevas frutas.
nestle etapas

Pescados como el atún fresco también deben aparecer en el menú semanal del niño, por su aporte de ácidos grasos como el Omega 3, ya que son fundamentales para su desarrollo intelectual y el de su sistema de defensas.
Mantener una alimentación saludable y equilibrada incorporando todos estos alimentos le brindará al niño los nutrientes necesarios para que pueda expresar su potencial.
La introducción de alimentos diferentes a la leche se conoce como “alimentación complementaria oportuna”. Los alimentos sólidos deben considerarse como un complemento de la leche materna.


Prensa
EMILIA HOVAGIMYAN
Account Assistant
T (5411) 5273-6450

SUSCRIBITE AL PORTAL INGRESANDO TU EMAIL, RECIBIRAS NOVEDADES.

Tu e-mail (requerido)



Comercios para bebés link