UXDE dot Net
tatuajes embarazo

TATUAJES: Pueden realizarse durante el embarazo? Existen riesgos?

en

TATUAJES: Pueden realizarse durante el embarazo?

Existen riesgos con los Tatuajes?
Cuándo sería conveniente realizarlos? Qué sucede durante el amamantamiento?
En general los procedimientos cosméticos merecen posponerse en la embarazada. La seguridad de muchos tratamientos cosméticos durante el embarazo sigue siendo desconocida. Además, los cambios hormonales y fisiológicos del paciente durante el embarazo, así como el riesgo para el feto deben considerarse.

Tanto  un mayor riesgo de hiperpigmentación postinflamatoria,  como la posibilidad de retraso en la curación de heridas, sugiere diferir los mismos hasta 3-6 meses después del parto, para reducir el riesgo de complicaciones.
Los tatuajes decorativos permanentes se realizan mediante una técnica invasiva no completamente regulada por la autoridad sanitaria, y si bien, los tatuadores profesionales son conocedores del riesgo infeccioso que las agujas pueden producir, las condiciones de esterilidad de la tinta,  sus componentes y la posibilidad de efectos adversos de las mismas no suelen formar parte de este conocimiento.

Cuando la tinta es negra, puede enmascarar un diagnóstico temprano de una lesión pigmentaria cutánea potencialmente maligna, y dado los tintes que puede migrar a los ganglios, si los mismos son analizados para evaluar progresión tumoral, confunden el diagnóstico. Con los tintes rojos (fundamentalmente) pueden ocurrir reacciones alérgicas y estas y otras como las granulomatosas, pueden afectar el resultado de un procedimiento con fines estéticos.
Si los componentes incluyeran óxido férrico, pueden ocurrir sensaciones quemantes en la zona, si el sitio se somete a una resonancia magnética nuclear (una práctica usual ante diagnóstico traumatológico).

Centros Ecográficos 4D y 5D link

En cuanto a la  localización del tatuaje

y en especial ante la posibilidad  de realización de anestesia epidural, se ha comunicado el riesgo de irritación medular por tinte arrastrado por la aguja raquídea, en la zona lumbar de la punción.
En una embarazada, además,  el procedimiento que es doloroso, puede ser menos tolerado y generar episodios de hipotensión o stress. La distensión cutánea puede distorsionar el dibujo, y el resultado final no ser el esperado. Los efectos de la tinta, sobre todo cuando la extensión del tatuaje es grande se ignoran,  y en el bebé en gestación también.
Por lo tanto, por los  riesgos propios de los tatuajes y particulares para este  procedimiento en esa etapa de la vida, parece razonable esperar hasta el nacimiento para realizarse  un tatuaje. Durante el amamantamiento, el riesgo de contraer una infección potencialmente trasmisible persiste, así que, idealmente, la espera debería llegar al destete.

Los  meses de embarazo y los muchos meses de lactancia pueden ser un largo trecho a esperar, pero el embarazo es en sí mismo un “adiestramiento en la espera”,  una dulce espera…

Dra Marta Patricia La Forgia
Dra Marta Patricia La Forgia
Médica esp Dermatología (UBA) y Alergia e Inmunología (UBA)
Jefa S. Dermatología H. G. A.”Dr J M Penna” GCABA
[email protected]


SUSCRIBITE AL PORTAL INGRESANDO TU EMAIL, RECIBIRAS NOVEDADES.

Tu e-mail (requerido)



Estrías cuidados de la piel link

Taponamiento y mastitis link