UXDE dot Net
Recomendaciones para un sueño seguro

Recomendaciones para un sueño seguro

en

Recomendaciones para un sueño seguro por la Puericultora Mariana Norando

Muchas son las inseguridades de los padres a la hora de irse a dormir y tener que dejar a su bebé en la cuna durante la noche. Sin nadie que cuide de su sueño. Es uno de los miedos más comunes en los flamantes padres. Conocer estas recomendaciones es muy importante para lograr que el bebé recién nacido duerma seguro.

Acostalo en posición supina para dormir Acosta a tu bebé siempre boca arriba para dormir. Esta es la medida más importante que podes tomar para proteger a tu bebé.
El índice de muertes causadas por el SMSL (Síndrome de Muerte Súbita del Lactante) ha disminuido un 50 por ciento desde 1994, cuando el Instituto Estadounidense de Salud Infantil y Desarrollo Humano y otras organizaciones lanzaron la campaña

“Back to Sleep”

(Dormir Boca Arriba). Cuando un bebé duerme boca abajo tiene más probabilidades de sobrecalentarse. Se duerme más profundo, pudiendo tener pausas en la respiración, volviendo a respirar el aire que recién ha exhalado, que carece de oxígeno.
Elegí cuidadosamente el colchón y la ropa de cama Acosta tu bebé en un colchón firme y plano, sin almohadas, juguetes ni otros objetos, salvo una sábana ajustable sobre el colchón. Diversos estudios vinculan los materiales y las superficies blandas para dormir con un alto riesgo de SMSL por ejemplo cobertores, edredones, sofás, camas de agua y los asientos suaves rellenos de bolitas que adoptan la forma del que se sienta.
Dormí en la misma habitación que tu bebé Cuando un bebé duerme en su propia cuna, en la habitación de sus padres, el riesgo de muerte súbita se reduce hasta en un 50 por ciento. Compartir la cama con el bebé también puede causar asfixia, estrangulamiento o que el niño quede atrapado en la cama. Por lo tanto, una alternativa para llevar a tu bebé a la cama contigo es acostarlo en una cuna o un moisés en tu habitación, cerca de tu cama.
Si querés dormir con tu bebé, una opción es conseguir una cuna “Colecho”. Esta se puede colocar al lado a tu cama, como si fuera una extensión de ella. Así tenes cerca a tu bebé, pero él estará seguro en su propio espacio.

Evita abrigar demasiado a tu bebé.

Para que tu bebé no se caliente demasiado mientras duerme, no lo abrigues mucho. Revisa cuántas capas de ropa estás usando vos para estar cómoda en determinado ambiente y colocale las mismas capas al bebé.
No expongas al bebe al humo del tabaco Mantené el aire que rodea a tu bebé en casa, en el auto, y en otros lugares, libre de humo. Si no podes dejar de fumar, hacelo fuera de tu casa y asegúrate de que los demás hagan lo mismo. El riesgo de que un bebé sufra el síndrome de muerte súbita aumenta si hay algún fumador en la casa.

Amamanta Un estudio de 2011 concluyó que los bebés que fueron amamantados durante cualquier periodo de tiempo vieron reducido a la mitad su riesgo de sufrir SMSL. Alimentar al bebé únicamente con leche materna por entre cuatro y seis meses hizo descender el riesgo de SMSL en alrededor de 70 por ciento. Ofrecele un chupete cuando lo acuestes a dormir Algunas investigaciones han demostrado que los chupetes pueden reducir el riesgo de SMSL, aunque no está muy claro cuál es la relación causa y efecto.
Debido a esta correlación, se aconseja que durante el primer año de vida de tu bebé le des un chupete cuando lo acuestes para una siesta o por las noches. Se recomienda ofrecerle chupete a tu bebé una vez que la lactancia ya esté bien establecida, luego de las tres o cuatro semanas después del nacimiento aproximadamente.

¿Dormir con el bebé en mi cama puede aumentar el riesgo de muerte súbita?

Algunos expertos están a favor y otros en contra de dormir en la misma cama con el bebé. Aquí te doy información adecuada para que puedas decidir a consciencia que es lo mejor para vos y tu bebe. La mayoría de los expertos cree que hay razones importantes para no acostar a tu bebé en la misma cama durante los primeros meses de vida. En primer lugar, tu cama tiene almohadas, mantas y cubrecamas blandos, y todos ellos son factores de riesgo para el SMSL. También es más fácil que el bebé se caliente demasiado mientras comparte tu cama.

Algunos estudios señalan que no se debería compartir la cama con el bebé en estos casos.

Si el niño es menor de 4 meses de edad.
Si se comparte la cama con una persona que fuma.
El compartir la cama con una persona que está muy cansada o que usa medicamentos sedantes o sustancias como el alcohol.
Cuando se comparte la cama con una persona que no es la madre o padre del bebé, incluyendo otros niños. También si el bebé duerme con más de dos personas en la misma cama.
Cuando el bebé duerme acompañado y sobre una superficie blanda, como un sofá o una cama de agua o bien con ropa de cama blanda, incluyendo almohadas y edredones pesados.

Por otro lado, muchos expertos creen que dormir juntos puede permitir a la madre responder más rápidamente a los cambios en la respiración y los movimientos de su bebé y amamantar a demanda, lo cual tiene un efecto protector sobre SMSL.

Muchos padres se sienten cómodos con la idea de compartir su cama con el bebé y prefieren dormir así. Si decidís compartir la cama con tu bebé, asegurate que tu colchón se ajuste firmemente a la cabecera de la cama y que no quede ningún espacio donde la cabeza de tu bebé pudiera quedar atrapada. También se sugiere que no duermas con el bebé en cualquier superficie más blanda que una cama, como un sofá o sillón individual. Mantené la ropa de cama pesada lejos de tu bebé, e incluso en tu cama, acosta al niño siempre boca arriba. Tener en cuenta estas recomendaciones te ayudarán a brindarle un sueño seguro a tu bebé.

Puericultora Mariana Norando

lactanciacrianza@gmail.com
Whats: +549115834 0300
Facebook: Puericultora Mariana Norando
Instagram: Puericultora Mariana Norando

SUSCRIBITE AL PORTAL INGRESANDO TU EMAIL, RECIBIRAS NOVEDADES.

Tu e-mail (requerido)


Cuidados del pezón link