> Nota
Alimentación durante el embarazo

RUBROS DESTACADOS

Ropa Futura Mamá


Ecografías 3d-4D


Células Madre


Yoga Embarazo


Cunas



Regalos Nacimientos


Lenceria

 
 

> Registrate para recibir novedades
Registrate para recibir novedades e información

Suscribite a nuestro newsletter

> Cartelera
Cartelera de Actividades
Cartelera de Actividades
Todas las actividades y charlas que te interesan.
 
> Prevención Piel
Estrías durante el embarazo
Estrías durante el embarazo
Pueden tratarse y desaparecer?

La alimentación en este período tan especial de la vida de la mujer cobra gran importancia. Cómo debe ser para el bienestar de madre e hijo?

El plan alimentario de la embarazada debe satisfacer las necesidades nutricionales de la madre y las del bebé en gestación. Es por ello que la alimentación debe ser equilibrada, variada y completa. Para cumplir con ello se necesitan consumir cantidades adecuadas de alimentos de todos los grupos.

Los grupos de alimentos son 5:
1- Cereales.
2- Frutas y Verduras
3- Carnes y huevo
4- Lácteos
5- Azúcar y aceites



De esta manera el plan alimentario es completo en hidratos de carbono, proteínas y grasas. Además se deben cubrir los requerimientos de vitaminas y minerales. Entre ellos principalmente calcio, hierro, ácido fólico y colina, nutrientes críticos en el embarazo. Por tal razón es imprescindible que la embarazada consuma a diario mínimamente estas cantidades de porciones de los siguientes alimentos que son fuente de dichos nutrientes:

- Carnes: alimento fuente de hierro, imprescindible para prevenir la anemia durante el embarazo. La deficiencia de hierro puede causar anemia en la embarazada y trastornos en el aprendizaje de los niños. Se debe consumir una porción diaria. El hierro de la carne se denomina hierro hemínico y es el que más absorbe y aprovecha nuestro organismo.
Lácteos y derivados: alimento fuente de calcio. El calcio es necesario para la formación de los huesos y dientes del bebé. Si la madre no consume las cantidades adecuadas de este mineral, el calcio será tomado de los huesos de la madre, corriendo el riesgo de sufrir osteoporosis y el consiguiente debilitamiento de los huesos y mayor probabilidad de sufrir fracturas. Se deben consumir 5 porciones diarias de alimentos de este grupo.
Se debe evitar el consumo de manteca, crema y quesos duros ya que éstos contienen calcio pero son muy ricos en grasas saturadas y calorías.
Huevo entero: alimento fuente de colina. La colina es esencial para el desarrollo del cerebro y los centros de la memoria del bebé en gestación. La colina se encuentra en la yema. Un huevo diario cubre el 50% de las recomendaciones. Se debe consumir 1 unidad diaria.

El resto de las vitaminas y minerales se cubrirá consumiendo frutas, verduras y cereales, preferentemente integrales. Se deben incluir verduras y frutas en las 2 comidas. Los cereales pueden consumirse de 3 a 5 veces por semana. Todos estos alimentos además son fuente de fibras que ayudan a evitar la constipación.
Con respecto a los azúcares y dulces, se pueden consumir en cantidades moderadas. Los edulcorantes artificiales pueden incluirse, evitando el exceso de los mismos. No hay evidencia que los mismos sean riesgosos para la salud. De todas maneras es recomendable ir variando el tipo de edulcorante: aspartame, sacarina, acesulfame.
Los aceites es preferible consumirlos en crudo, como condimento para las verduras, ensaladas o pastas.
La hidratación es muy importante para evitar la constipación. Se deben beber 8 vasos de líquidos. Entre ellos se puede incluir agua, jugos naturales, infusiones y caldos desgrasados.
Además es conveniente que se realicen las 4 comidas principales, y si es posible 2 colaciones. Es importante evitar el ayuno y el salteado de comidas para no sufrir hipoglucemias ni acidez.
Finalmente, para condimentar las comidas se deben utilizar condimentos suaves y evitar el exceso de sal, ya que puede causar hipertensión en el embarazo.

Lic. Romina Sayar
Nutricionista (CIN)