> Registrate para recibir novedades
Registrate para recibir novedades e información

Suscribite a nuestro newsletter

> Cartelera
Cartelera de Actividades
Cartelera de Actividades
Todas las actividades y charlas que te interesan.
 
> Prevención Piel
Estrías durante el embarazo
Estrías durante el embarazo
Pueden tratarse y desaparecer?
> Nota Dr. Osvaldo Stoliar
Otitis Media Aguda en Niños
Después del resfrío común, la Otitis Media Aguda es la enfermedad más frecuente en los niños, especialmente antes de los 6 años.
Sepamos un poco más de esta afección tan dolorosa para poder actuar ante su presencia.

La mayoría de las veces se cura sin problemas; pero de repetirse con frecuencia, podría producir pérdida auditiva parcial o total y otras complicaciones.
Después del resfrío común, la Otitis Media Aguda es la enfermedad más frecuente en los niños, especialmente antes de los 6 años. La mayoría de las veces se cura sin problemas; pero de repetirse con frecuencia, podría producir pérdida auditiva parcial o total y otras complicaciones.

El oído se divide en 3 porciones principales: el oído externo, el medio o "caja del tímpano" y el oído interno. La Trompa de Eustaquio es un pequeño canal que conecta el oído medio con la garganta y la parte posterior de las fosas nasales. Cuando un niño se resfría o tiene una reacción alérgica, la trompa se obstruye, produciendo retención de líquido en el oído medio. Frecuentemente este líquido se infecta con virus o bacterias, produciéndose de esta manera la Otitis Media Aguda
Mejorada la infección, suele quedar líquido retenido en el oído medio: a esto se lo llama Otitis Media con Efusión u Otopatía Serosa.

Factores que influyen en la gravedad y frecuencia de la Otitis Media:
Entre los mismos podemos mencionar:

La edad: Los lactantes y los niños pequeños son más proclives a enfermarse de Otitis Media. Esto se debe a que la Trompa a esta edad es más finita y permite que se acumule líquido con mayor facilidad. El período que se da con mayor frecuencia es entre los 3 meses y los 3 años; aunque la predisposición puede durar hasta los 5 ó 6 años.
En los niños que tienen episodios de Otitis Media con mayor frecuencia se denomina Otitis Media Recurrente.
Incide el que un hermano haya sufrido de Otitis Media.
La Otitis es frecuentemente una complicación de un resfrío.
Los niños que viven en hogares donde se fuma tienen mayor probabilidad a enfermarse, entre otras cosas, de Otitis Media.

Los lactantes que toman mamadera, aún en el segundo año y lo hacen acostados y por sus propios medios, sufren mayor cantidad de Otitis que los que toman la leche de los pechos de sus mamás. Si un niño toma mamadera, debe hacerlo con la cabeza más alta que el cuerpo, ya que estando acostado favorece a que las trompas se tapen.

Entre los síntomas de la Otitis Media Aguda encontramos el dolor, que los pequeños manifiestan por medio de su llanto o irritación.
Los más grandecitos ya son capaces de decir cuándo y dónde les duele. Es de destacar que durante la succión el dolor aumenta, por lo que el bebé puede no querer alimentarse. También puede presentar dificultad para dormir, ya que el estar acostado también produce mayor dolor.

Debemos aclarar que no todo dolor de oídos equivale a una Otitis Media, ya que otras causas pueden provocarlo: Otitis Externa, la obstrucción de la trompa por resfrío o alergia o acompañar al dolor de garganta, etc.

Siguiendo con los síntomas, podemos mencionar la fiebre, que se presenta en muchos casos, pero no siempre.
También puede supurar pus de color amarillo, verde o blanquecino por el oído.
Es diferente de la cera habitual (más oscura). Después de supurar el oído, el dolor y la fiebre suelen disminuir.
Es normal que durante y después de una Otitis Media Aguda, el niño oiga menos por algunas semanas.

Tratamiento:
Si un niño tiene síntomas de Otitis Media Aguda es necesario que sea visto por su pediatra habitual.
El examen de los oídos (otoscopia) no siempre es fácil de realizar y un diagnóstico efectuado "a las apuradas" deberá ser confirmado por el pediatra de cabecera.
Lo primero que se debe hacer es aliviar el dolor del niño. Para ello pueden administrarse cualquiera de los dos analgésicos de uso común en Pediatría: Paracetamol o Ibuprofeno: ambos son, suministrados en las dosis correctas, altamente eficaces en calmar el dolor y disminuir la fiebre. Las gotas óticas (alcohol boricado, alcohol al 33 % y otras comerciales) son ineficaces y no aconsejables. La aspirina está prohibida por debajo de los dos años, ante la posibilidad de Síndrome de Reye.

Ante la administración de los antibióticos en presencia de la Otitis Media Aguda, existen dos líneas médicas de opinión que difieren entre sí.
La escuela norteamericana sugiere proveerle sistemáticamente antibióticos a todos los niños con Otitis Media Aguda, durante 7 a 10 días.

La escuela europea (ingleses y holandeses) sostiene que esta anomalía puede curarse sin la necesidad de administrar antibióticos, ya que suelen ser en su mayoría de origen viral, y que aún las otitis bacterianas se benefician muy poco con los mismos.
Entendemos que la decisión de iniciar el tratamiento con antibióticos debe ser tomada sólo por el médico de cabecera, quien hará el seguimiento de la situación. Esta conducta tiene la intención de disminuir la resistencia bacteriana, no sólo en la comunidad en general sino en el mismo paciente.

En muchas oportunidades se le indica un analgésico por 48 a 72 horas, tiempo en que frecuentemente el paciente mejora . Si al cabo de dicho tiempo el niño continúa con fiebre y/o dolor, o el oído comienza a supurar, se aconseja con los antibióticos preconizados por la Academia Americana de Pediatría.

En caso de prescribírsele la utilización de antibióticos, se deben seguir las instrucciones brindadas por el médico de manera estricta. (horarios, cantidad y tiempo, etc.). Si la medicación se suspende antes, la infección pudiera no estar superada del todo y reiniciarse. Si el niño responde al antibiótico, estará mejor en 48 a 72 horas, sin dolor ni fiebre, pero debe continuarse con la medicación. Puede volver en estas condiciones a su actividad habitual. Lo que no es aconsejable es la natación por algún tiempo.


Dr. Osvaldo Stoliar
Médico Pediatra
pediatrasasociados@fibertel.com.ar

 

Periódico Embarazadas Hoy

Otitis Media Aguda en Niños


RUBROS DESTACADOS

Ropa Futura Mamá


Ecografías 3d-4D


Células Madre


Yoga Embarazo


Cunas



Regalos Nacimientos


Lenceria
 
Seguinos en Facebook