UXDE dot Net
Kegel Ejercicios

¿Escuchaste hablar alguna vez de los ejercicios Kegel?

en

¿Escuchaste hablar alguna vez de los ejercicios Kegel? y ¿del músculo pubocoxígeo? En esta nota del consultorio sexológico de Clínica de Parejas te explico de qué se tratan estos ejercicios y su importancia durante el embarazo y el postparto. Una vez que sepas cómo se hacen te va a parecer una forma super simple de mejorar tu vida sexual porque si el movimiento está bien realizado, nadie va a saber que estás haciendo estos ejercicios. Además, no necesitás ningún equipo especial, ni estar en posiciones ginecológicas ni adquirir ningún implemento de sex-shop. Simplemente vas a hacerlos sentada, acostada o de pie incluso delante de otras personas, en el subte, en el tren o donde estés trabajando.

El Dr. Kegel ideó una serie de contracciones del músculo pubocoxígeo para tratar la incontinencia urinaria en mujeres en el postparto. Se descubrió además, que fortaleciendo este músculo, el pubocoxígeo, se tonifica gran parte del entramado del suelo pélvico y se pueden mejorar una serie de síntomas y problemas de la sexualidad, porque este músculo es necesario nada más y nada menos… que ¡para las contracciones que hombres y mujeres tenemos durante el orgasmo!

Pasadas unas semanas, cuando el músculo está trabajado ya se siente mayor tonicidad, esto genera un gran efecto positivo para la pareja durante las relaciones sexuales, porque se mejora la fricción en la penetración, se logran mejores orgasmos y aumenta notoriamente la sensibilidad en la zona pélvica.

Además, las contracciones de Kegel en los hombres:
– Ayudan a la eliminación de la incontinencia urinaria
– Mejoran los cuadros de eyaculación precoz e disfunción eréctil (impotencia)
– Lograr erecciones más fuertes y duraderas
– Mejoran la erección
– Potencian los orgasmos
– Mejoran el ángulo de erección (¡erecciones más notorias!)
– Ayudan al mantenimiento general de la salud de la zona genital
– Facilitan el control de la eyaculación precoz
– Fortalecimiento del aparato genital
– Aumento del flujo sanguíneo en el pene
– Tené presente que el pene es la parte del cuerpo preferida por los hombres, por lo que al notarse con una erección más firme y más prolongada en el tiempo, genera en ellos mayor confianza en su desempeño sexual. Esto aumenta el deseo sexual, genera más excitación y llegan al orgasmo con mayor sensibilidad en la zona.

Afortunadamente, en el caso de las mujeres también los ejercicios Kegel tienen múltiples beneficios:
– Aumentan el placer sexual
– Mejoran la capacidad orgásmica
– Ayuda en cuadros de vaginismo y dispareunia
– Aumentan el flujo sanguíneo de la zona pélvica
– Ayudan al mantenimiento de la salud de la zona genital
– Favorece en los cuadros de incontinencia urinaria
– Ayuda en la mejoría del postparto
– Fortalece los músculos de la zona pélvica
– Permiten aumentar la excitación sexual
– En el caso de las embarazadas, el trabajo diario de la musculatura del suelo pélvico hace que el trabajo de parto sea más fácil. Y, ejercitando periódicamente el músculo pubocoxígeo se evitan o disminuyen las pérdidas de orina, principalmente en el último trimestre.
– En el caso de las mujeres postparto que ya pueden recuperar su vida sexual, este ejercicio estimula la musculatura vaginal y reafirma el tejido, lo que hace que el retorno a la sexualidad sea facil y placentero.

¿Cómo identificar el músculo pubocoxígeo?
Primero hay que localizar la musculatura perineal. Cuando ejercitamos el suelo pélvico lo que se siente es una contracción que cierra y eleva hacia adentro y hacia arriba todas las aberturas del periné, es decir, el ano, la uretra y la vagina, en el caso de las mujeres. Exiten diferentes formas de localizarlo, elegí cualquiera de ellas:

– Introduciendo un dedo en la vagina intentá rozar la pared más cercana al recto y contraé la musculatura vaginal, vas a sentir que esa pared se mueve contra tus dedos y se eleva.
– Tosiendo y tocando a la vez la zona de la piel que une la vagina con el ano. Si colocás la mano ahí y tosés, vas a sentir cómo se contraen los músculos y “suben” ligeramente.
– Mirandote con un pequeño espejo para observar como se cierra y se hunde ligeramente la zona perineal.
– Con una pelota de Yoga podés abrir tus piernas de modo que tu zona perineal quede en contacto con la pelota, y al contraer los músculos vas a sentir que se elevan las aberturas también.
– Imaginate que estás tratando de detener un tampón que intenta salirse: vas a sentir que lo agarrás con fuerza con toda tu musculatura vaginal.
– La forma más efectiva, y que recomiendo en mi consultorio de Clínica de Parejas tanto para hombres como para mujeres es que durante 2 o 3 días, cada vez que vayas al baño a orinar, intentes detener la micción hasta dejar pasar un pequeño flujo de orina. Vas a sentir que el músculo se contrae y se hunde hacia el interior.
Kegel Ejercicios

Una vez que ya tengas identificado correctamente el músculo pubocoxígeo, este mismo movimiento hacia arriba es una contracción de Kegel. Ahora si, se sugiere comenzar con este ejercicio durante 4 veces al día, 40 repeticiones de 2 segundos cada una. Por supuesto, tené en cuenta que puede sentirse una leve molestia, como en los primeros días del gimnasio. Pero si duele, molesta o te incomoda, suspendé la actividad y consultá al médico: bien realizado este ejercicio no duele.

A tener en cuenta!
– Fundamental mantenerte en una posición correcta mientras realizás estos ejercicios del suelo pélvico. Es imposible realizarlos caminando, pero si estás acostada, sentada o de pie, los podés realizar perfectamente.
– Tené en cuenta que así como no hay manera de que alguien se de cuenta si los estás haciendo, tampoco hay alguien que pueda corregirte si los estás haciendo mal, sugiero que si tenés dudas en la ejecución realices la forma más eficaz para poder identificarlo que es deteniendo la micción durante unos segundos cada vez que orines, para hacer un control de que el músculo que estás moviendo sea el correcto.
– Respirá normalmente, no hay que aguantar la respiración ni hacer sonidos al inhalar o exhalar el aire.
– Estos ejercicios localizan puntualmente los músculos de la zona perineal, por lo tanto el suelo pélvico se trabaja en forma localizada, no muevas la cola ni los abductores.

A las pocas semanas de iniciado el trabajo diario de los músculos pubocoxíogeos vas a comenzar a sentir los primeros cambios: mayor tonicidad, mayor fuerza en la vagina, mejores orgasmos y sensaciones más intensas durante la penetración… Y, como tip adicional: al realizar una contracción sostenida (5-10 segundos) durante la penetración, es como si él recibiera una caricia en el pene…¡animate a probarlo!, les va a encantar.

¿Tenés dudas acerca de cómo mejorar tu vida sexual?

Lic. Mariana Kersz – MN N° 59610
Psicóloga Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja
Hola@ClinicaDeParejas.com
http://facebook.com/clinicadeparejas/
www.ClinicaDeParejas.com

—-
SUSCRIBITE AL PORTAL INGRESANDO TU EMAIL, RECIBIRAS NOVEDADES.

Tu e-mail (requerido)