UXDE dot Net
Cinco mitos sobre la guarda de células madre

Cinco mitos sobre la guarda de células madre de cordón umbilical

en

Ya sea por medio de tu obstetra, los medios, familiares o amigos, cada vez es más común oír sobre el potencial de las células madre y sus usos actuales y futuros.

Sin embargo, hay mitos instalados y desconocimiento sobre ciertos aspectos. A continuación, los 5 más comunes:

1. La probabilidad de utilizar las células madre almacenadas es tan baja que no vale la pena preservarlas.

Falso. La perspectiva de que una persona utilice sus propias células madre para tratamientos eventuales es cada vez más alta, dado que la medicina avanza constantemente y ya no solo se piensa en tratamientos de enfermedades graves, sino en tratamientos más simples como medicina regenerativa, por ejemplo.

2. Es lo mismo preservar las células madre en un banco público que en uno privado.

Falso. En un Banco Privado de Células Madre la muestra que se guarda es 100% compatible con su hijo, dado que son sus propias células y es para uso exclusivo de la familia. En un banco público, la muestra es donada en forma anónima, la compatibilidad puede no ser exacta aumentando el riesgo de rechazo o inclusive, puede no haber muestras compatibles.

3. Realizar el procedimiento en un momento especial como el nacimiento, es invasivo y traumático para la mamá o el bebé.

Falso. El proceso de recolección se realiza luego de que haya nacido el niño y cuando este ya está con su madre y tampoco altera en nada los tiempos del parto. La muestra se toma de una pequeña porción del cordón que normalmente se descartaría, por lo tanto además de no invadir el momento del nacimiento, es totalmente sencillo e indoloro tanto para la mamá como el bebé.

4. Existe posibilidad un rechazo por parte del organismo las células.

Falso. La compatibilidad entre las células madre extraídas del cordón umbilical y el niño es total ya que son células autólogas (propias).

5. A medida que pasa el tiempo las células criopreservadas comienzan a deteriorarse

Falso. No existe riesgo de alteración ya que las células se conservan sumergidas en nitrógeno líquido a una temperatura de -196° lo que hace que queden ‘dormidas’ hasta su eventual uso futuro. Año a año, se controla la viabilidad de esas células, por lo tanto hoy en día se puede afirmar que pueden criopreservarse manteniendo su vitalidad durante un mínimo de 25 años.

No dudes en consultarle a tu obstetra la importancia de criopreservar las células madre de tu bebé. Hacerlo, le brinda una herramienta futura única.

Dra. Patricia Epstein
DIRECTORA MEDICA
Matercell. Banco Líder en Criopreservación de células madre de cordón umbilical.

Ecografías 4 d y 5 d link


SUSCRIBITE AL PORTAL INGRESANDO TU EMAIL, RECIBIRAS NOVEDADES.

Tu e-mail (requerido)